Appy Geek

Productos y diseños de Apple que fueron un fracaso

IPADIZATE
IPADIZATE
SUNDAY, AUGUST 13, 2017 7:43 PM GMT

Cuando hablamos de Apple —que ya ha batido un nuevo récord de cotización en bolsa y está cerca de llegar al billón de dólares en valoración bursátil— pensamos que el éxito siempre ha sido parte de su historia. Los comienzos no son fáciles y en tecnología cuesta mucho llegar arriba y cuesta, si cabe más, mantenerse en todo lo alto. En Apple se han dado fracasos estrepitosos de productos que llevaron a diseñar otros muchos que hoy son un éxito. Y de eso os voy a hablar hoy, de productos que fracasaron en Apple y algunos diseños que quizás deberían haberse quedado en el cuaderno de ideas.

“No hay éxito sin fracaso y Apple no iba a ser la excepción”

Productos de Apple que fracasaron MessagePad

Corría el año 1987 cuando Apple decidió desarrollar este PDA y en 1993 empezó a comercializarse. Sus entrañas funcionaban con el sistema operativo Newton. Disponía de reconocimiento de escritura a mano, edición de texto mediante gestos y convertía tus dibujos en formas poligonales perfectas.

Para la época era algo “del futuro” y a día de hoy esas cualidades las podemos ver en casi cualquier smartphone. Parece ser que en aquellos años no era algo que llamara mucho la atención al usuario y, a pesar de evolucionar el producto, en 1998 se tuvo que poner fin al MessagePad.

Apple eMate 300

En 1997, no contentos con el fracaso del MessagePad, Apple decide presentar otra PDA: eMate 300. Basada en el mismo sistema operativo Newton y comercializada exclusivamente en el ámbito educativo. Era un punto medio entre una PDA y un portátil.

Por su diseño podríamos decir que fue la precursora de los primeros iBooks. Aunque disponía de un diseño rompedor con una carcasa traslúcida y un teclado verde oscuro, tampoco caló en los usuarios. En 1998, coincidiendo con el final del sistema operativo Newton, Apple decidió dejar de fabricarlo.

PowerCD

En 1993 Apple junto a Philips decidieron dar un salto en los lectores de CD. Con el PowerCD aparecía un lector capaz de usar una gran variedad de tipos de archivo tales como datos, audio e imágenes. Incluía un mando a distancia e interfaz SCSI para conectar a cualquier ordenador o equipo de música.

Incluso se podían acoplar unos altavoces y hacerlo totalmente independiente, algo que le concebía más ventajas frente a lo que había en el mercado. En esta ocasión, los usuarios le dieron la espalda… Quizás era otro producto demasiado avanzado para le época.

Apple Hockey Puck

Este ratón es considerado como el punto de inflexión de Apple para el diseño de sus periféricos. Se lanzó con la primera generación del iMac y tenía una forma redonda. Se decía que era un dispositivo resultón y original — aunque yo creo que era horroroso— pero de una extrema incomodidad para su uso.

iPod Socks

Esto… No sabría como llamarlo… En 2004 Apple decidió unirse a la moda de los calcetines para guardar nuestros móviles y sacó a la venta sus propios calcetines de colores para el iPod. A pesar de estar en el mercado hasta 2012 pasaron con más pena que gloria para los usuarios.

Power Mac G4 Cube

En el año 2000, Apple nos quiso sorprender con un diseño bastante bonito y compacto. Diseñado por Jonathan Ive, pretendía llenar un hueco existente entre los iMac G3 y el Power Mac G4. Disponía de grabador de CD —los discos se cargaban desde una ranura superior—, reproductor de DVD, sonido mediante un amplificador externo USB, un par de altavoces Harman Kardon y dos puertos FireWire.

No tenía ventiladores, se enfriaba mediante convección natural, lo que solía provocar un calentamiento mayor de lo habitual. Todo apuntaba a un éxito rotundo hasta que se hizo público su precio: 1.599 dólares para la versión estándar y 1.799 dólares para el modelo superior. A esto, por supuesto, había que sumarle el precio de un monitor… Y todo esto en aquella época nos haría ver “barato” el precio de los actuales iMac.

iPod HiFi

En el año 2006, a pesar del éxito del iPod, de presentar un diseño elegante y de ser desarrollado por Bose, el iPod HiFi fracasaba por no cumplir con las exigencias de sonido que la gente esperaba. Esto y su elevado precio fueron los culpables de que desapareciera en 2007.

Macintosh TV

Corría el año 1993 cuando Apple decide hacer una mezcla entre televisión y ordenador, de nuevo una apuesta futurista para la época en la que estaba. Por fuera parecía un Macintosh LC 500 en color negro. Sus entrañas contenían un Macintosh Performa 520 y disponía de una pantalla CRT Trinitron de 14” de Sony.

Una vez más, su fracaso estuvo muy ligado a su elevado precio. Aunque también influyó en los usuarios el que no se pudiera usar la TV y el ordenador a la vez. Quizás si eso hubiera sido posible el precio podría haber quedado relegado a un segundo plano.

Pippin

Seguro que más de una vez has oído el rumor de que Apple tiene intención de sacar una consola. Seguro que la combinación de hardware y software producirían una auténtica bestia parda. Quizás eso no llegará nunca y Apple haya escarmentado de su intento fallido en 1995 . Aquella consola se llamaba Apple Pippin y fue diseñada y comercializada por Apple, aunque no era un producto propio, sino para licenciar.

Bandai fue el único que probó suerte y salió escarmentado. Y volvemos al principal tema de los fracasos de Apple… El precio de 599 dólares era demasiado alto para una consola. A eso le añadimos que el mercado ya estaba dominado por Sony Playstation y Nintendo 64.

Apple III

Posiblemente estamos ante el primer fracaso de Apple. Corría el año 1980 cuando Apple lanzaba su Apple III, sucesor del Apple II y con mucha más potencia que este. La producción del Apple III estuvo llena de problemas desde su inicio. De hecho, se lanzó un año más tarde de lo esperado a causa de un excesivo calentamiento de sus placas por una paupérrima disipación.

Aunque el precio estaba “en la media” por 3.495 dólares, los problemas derivados de su producción provocaron reticencia al público y no tuvo buena acogida. En 1983, en un último intento, Apple lanzó el Apple III Plus que era más potente y más barato —3.000 dólares— pero no sirvió de nada, ya era tarde…. El 24 de abril de 1984 Apple dejó de producirlo.

Macintosh Portable

En 1989 Apple decide dar el salto a la portabilidad con un Macintosh Portable. Un dispositivo con una estética extraña pero que dio un giro a la definición de ratón usando una rueda de desplazamiento. Además esta rueda era móvil, podía ubicarse a ambos lados del teclado. Otro punto que destacó es su pantalla de LCD de matriz activa que ofrecía un brillo muy similar al de un Mac de sobremesa.

De nuevo, una vez más nos toca hablar de su precio… Costaba la friolera de 6.500 dólares, algo bastante fuera del alcance del consumidor medio. A eso le añadimos un excesivo grosor y que era extremadamente pesado, hablamos de 7,2 kilogramos para un dispositivo portátil. Todo este conjunto de calamidades hizo que pasara con más pena que gloria por el mercado.

Apple Lisa

Seguro que si habéis leído sobre Apple o visto alguna película de Jobs os sonará y mucho Lisa. El proyecto comenzó en 1978 de la mano del mismísimo Steve Jobs, aunque cuatro años después se vio obligado a dejar el proyecto. En 1983 se pudo ver el primer modelo, a un precio, agárrate fuerte, de 9.995 dólares.

Recibió el nombre de Lisa por el acrónimo LISA: Local Integrated Software Achitecture (Arquitectura de Software Integrada Localmente). Aunque en ese mismo año nació la primera hija de Jobs a la que llamaron Lisa… ¿Sería el nombre del ordenador el de su hija o el nombre de su hija el del ordenador?

El fracaso, como habréis supuesto, estuvo en el elevadísimo precio del dispositivo, sobre todo si lo comparamos con la competencia de aquella época: IBM PC.

Diseños de Apple que nunca debieron ver la luz

Como se suele decir: para gustos los colores. Puede que a muchos estos diseños os parezcan muy atractivos y no estéis de acuerdo en que sean horrorosos, pero la votación popular manda y el mercado dio su veredicto. Vamos a repasar los tres más conocidos, que seguro que os suenan todos.

Fundas para el iPhone

Conociendo a Apple y conociendo su obsesión con la perfección aún sigo pensando como es posible que esto saliera al mercado. Apple nos quiso vender junto al iPhone 5c unas “divertidas” fundas de colores. Todo habría salido bien si no fuera porque a “alguien” se le ocurrió añadir unos agujeros al más puro estilo “tres en raya” que destrozaban por completo el diseño de la funda.

Y para no quedarse atrás, con la salida de los iPhone 6 Apple decidió sacar su primera Smart Battery Case. Una funda con batería para tener más autonomía en tu dispositivo es una buena idea, pero cuando su diseño incluye una “joroba” totalmente anti estética se carga todas las bondades de la misma.

Mac Pro

Un ordenador potente para los usuarios más exigentes que vio la luz en 2013 y con el que Apple pretendía llegar a todos los consumidores. Quizás la obsesión de la potencia les hizo dejar de lado su diseño y por eso el Mac Pro parece la típica papelera de aluminio que encuentras en cualquier despacho.

iPhone 6

Este es quizás el más sonado de todos. Tocaba cambio de número y de diseño. Subieron las pulgadas de los dispositivos y con ellos la fragilidad de los mismos. Tanto el iPhone 6 como el iPhone 6 Plus se doblaban con más facilidad de lo esperado, llenándose youtube de vídeos hablando del “bendgate” que es como se denominó este fenómeno.

Aunque en mi caso tuve el iPhone 6 y en ningún momento sufrió ninguna torsión que dejara marcas visibles. Tampoco les pasó a amigos míos con el iPhone 6 Plus. Sea como fuere, Apple debió estudiar más el diseño del dispositivo antes de lanzarlo al mercado.

Posiblemente me deje algún que otro fracaso o diseño por el camino, si conoces más no dudes en decirlo en los comentarios.



Read the original article
Comments :